Migraña en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cuál es el Tratamiento de la migraña vestibular?

La migraña no es solo un dolor de cabeza grave, también una enfermedad del sistema nervioso que puede tener varios muchos síntomas y suele afectar significativamente la vida de las personas.

Los nervios, los vasos sanguíneos y las sustancias químicas dentro del cerebro se ven afectados temporalmente, en general debido a un desencadenante, como el estrés o factores ambientales, causando la migraña.

El síntoma más común de la migraña es un dolor punzante en un lado de la cabeza, pero las personas también pueden experimentar otros como:

  • sensibilidad a la luz, sonido o tacto
  • náusea o vómitos
  • mareos
  • entumecimiento o sensación de hormigueo
  • problemas de la vista

La migraña vestibular es un tipo de migraña que afecta el sistema vestibular del oído interno, el cual controla el equilibrio y la percepción del movimiento. Se caracteriza por la presencia de ataques de vértigo, que es una sensación ilusoria de movimiento o giro del entorno, así como otros síntomas típicos de la migraña como dolores de cabeza, sensibilidad a la luz y al sonido, y náuseas.

Es importante siempre acudir con un médico especialista en migrañas para valorar si los mareos repentinos pueden ser una clase de migraña vestibular ya que al tener un diagnóstico correcto es que podremos dar el tratamiento oportuno

Una vez realizado un buen diagnóstico y descartar otra clase de enfermedades que pueden parecerse a esta circunstancia, el neurólogo tomará todos sus datos, historia clínica para proponer el mejor tratamiento posible . El manejo efectivo de esta condición suele implicar una combinación de enfoques farmacológicos preventivos, terapias físicas, cambios en el estilo de vida y técnicas de manejo del estrés.

La terapia preventiva se centra en reducir la frecuencia y la gravedad de los ataques. Se utiliza cuando los episodios son frecuentes o severos, impactando significativamente la calidad de vida del paciente.

  • Betabloqueantes:

Estos medicamentos, como el propranolol o el metoprolol, se utilizan para estabilizar la actividad del sistema nervioso autónomo, reduciendo así la frecuencia de los ataques de migraña vestibular. Actúan bloqueando los receptores beta-adrenérgicos, que están involucrados en la respuesta de estrés y la regulación del flujo sanguíneo.

  • Antidepresivos Tricíclicos:

Medicamentos como la amitriptilina son efectivos para prevenir los ataques de migraña vestibular. Funcionan al alterar la reabsorción de neurotransmisores en el cerebro, lo que puede tener un efecto positivo en la estabilidad del sistema vestibular.

  • Anticonvulsivos:

Algunos anticonvulsivos, como el topiramato, se utilizan debido a su capacidad para estabilizar la actividad neuronal. Reducen la excitabilidad neuronal, lo que puede ayudar a prevenir los episodios de vértigo y otros síntomas asociados.

  • Inhibidores de la Enzima Convertidora de Angiotensina (IECA):

Aunque más comúnmente utilizados para tratar la hipertensión, los IECA como el lisinopril también han mostrado beneficios en la reducción de la frecuencia y la gravedad de los ataques de migraña vestibular, posiblemente a través de su efecto vasodilatador y en la regulación de neurotransmisores.

  • Bloqueadores de los Canales de Calcio:

Medicamentos como el verapamilo pueden ser efectivos en el tratamiento preventivo de la migraña vestibular al influir en la regulación del tono vascular y la excitabilidad neuronal.

  • Medicamentos Antieméticos:

A menudo prescritos para controlar las náuseas y los vómitos asociados con la migraña vestibular, como el ondansetrón, pueden ayudar indirectamente al mejorar el malestar general durante los ataques.

  • Medicamentos Triptanos:

Aunque más comúnmente asociados con la migraña común, los triptanos también pueden ser efectivos en algunos casos de migraña vestibular para aliviar los síntomas agudos.

Woman with vertigo. Young female patient suffering from dizziness.

Terapia Física Vestibular y Rehabilitación

  • Terapia Física Vestibular:

Implica ejercicios específicos para mejorar la función vestibular y la estabilidad postural. Esto puede incluir ejercicios de habituación al movimiento y entrenamiento de equilibrio para ayudar al cerebro a adaptarse a las sensaciones vestibulares alteradas.

  • Rehabilitación Vestibular:

Se centra en técnicas para entrenar al cerebro a interpretar correctamente las señales vestibulares. Incluye ejercicios de adaptación y sustitución sensorial para mejorar la capacidad del paciente para mantener el equilibrio y reducir el vértigo.

Cambios en el Estilo de Vida y Terapia Cognitivo-Conductual

  • Cambios en el Estilo de Vida:

Incluyen la identificación y evitación de desencadenantes conocidos como ciertos alimentos (por ejemplo, dietas bajas en tiramina), la regulación del sueño y la gestión del estrés.

  • Terapia Cognitivo-Conductual (TCC):

Ayuda a los pacientes a identificar y cambiar patrones de pensamiento y comportamiento que pueden contribuir a la frecuencia o intensidad de los ataques. También puede proporcionar técnicas para manejar el estrés y mejorar la calidad de vida.

Suplementos 

  • Suplementos de Magnesio y Riboflavina:

Algunos estudios sugieren que estos suplementos pueden tener beneficios en la prevención de la migraña vestibular debido a sus efectos en la función neurológica y vascular.

Otras terapias 

Biofeedback:

Utiliza dispositivos para enseñar a los pacientes a controlar funciones corporales involuntarias, como la respuesta al estrés, lo cual puede tener un impacto positivo en la gestión de los síntomas de la migraña vestibular.

Recuerde siempre acudir a un centro de expertos en migraña para poder valorar cada aspecto de usted o su paciente o familiar y asimismo valorar el tratamiento adecuado, ya que el tratamiento que a un paciente puede cambiarle la vida y reducir sus episodios de migraña extraordinariamente a otro puede aumentar los ataques y la intensidad de la migraña. 

¿Cuáles son las causas de la migraña vestibular?

1. Factores Genéticos

La predisposición genética juega un papel significativo en la migraña vestibular. Las personas con antecedentes familiares de migrañas son más propensas a desarrollar esta condición. Las mutaciones en genes específicos que afectan la función neuronal y la regulación de los neurotransmisores pueden aumentar la susceptibilidad a la migraña vestibular.

2. Disfunción del Sistema Nervioso Central

La migraña vestibular está vinculada a anomalías en el procesamiento sensorial y la integración de señales en el sistema nervioso central. Esto puede incluir hipersensibilidad del cerebro a estímulos sensoriales y disfunciones en las áreas cerebrales responsables del equilibrio y la coordinación.

3. Neurotransmisores y Químicos Cerebrales

Los desequilibrios en los neurotransmisores, como la serotonina, juegan un papel crucial en la migraña vestibular. La serotonina, un neurotransmisor que regula el dolor y la percepción sensorial, puede estar desregulada durante los episodios de migraña, afectando la función vestibular y provocando mareos.

4. Factores Ambientales y Estilo de Vida

Diversos factores ambientales y de estilo de vida pueden desencadenar episodios de migraña vestibular:

  • Estrés: El estrés emocional y físico es un desencadenante común.
  • Dieta: Algunos alimentos y bebidas, como el alcohol, el chocolate y los quesos añejos, pueden precipitar ataques.
  • Privación de Sueño: La falta de sueño o un patrón de sueño irregular puede aumentar la frecuencia de las migrañas vestibulares.
  • Cambios Hormonales: Especialmente en mujeres, los cambios hormonales durante el ciclo menstrual, el embarazo o la menopausia pueden influir en la aparición de migrañas vestibulares.

5. Trastornos de Ansiedad y Depresión

Las condiciones de salud mental como la ansiedad y la depresión están fuertemente correlacionadas con la migraña vestibular. Estas condiciones pueden amplificar la percepción del dolor y los síntomas vestibulares, creando un ciclo vicioso de síntomas agravados.

6. Factores Sensoriales y Estímulos Visuales

Los estímulos sensoriales intensos, como luces brillantes, ruidos fuertes o patrones visuales complejos, pueden desencadenar migrañas vestibulares en individuos sensibles. Este tipo de estímulos puede sobrecargar el sistema nervioso, provocando síntomas vestibulares junto con el dolor de cabeza característico.

7. Condiciones Médicas Subyacentes

Algunas condiciones médicas, como la enfermedad de Ménière y otros trastornos vestibulares, pueden coexistir con la migraña vestibular o predisponer a su desarrollo. Es esencial realizar una evaluación médica completa para descartar o tratar cualquier condición subyacente.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes