Migraña en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Cómo distinguir los diferentes tipos de migraña?

La migraña es un trastorno neurológico complejo que implica una interacción entre varios sistemas del cerebro, desencadenando una cascada de eventos que conducen al dolor de cabeza característico y a los síntomas asociados. Los mecanismos precisos aún no están completamente claros, pero se han identificado varias vías neuroquímicas y cambios cerebrales involucrados en la fisiopatología de la migraña. 

Activación neuronal y vasodilatación:

Durante un episodio de migraña, se produce una activación de los nervios sensoriales en el cerebro y alrededor de los vasos sanguíneos. Este proceso está mediado por la liberación de neurotransmisores como la serotonina y la sustancia P asociados con el dolor..

Cascada neuroquímica:

La liberación de las sustancias antes mencionadas genera vasodilatación (es decir, una relajación de los vasos sanguíneos) y aumenta la sensibilidad de los nervios en el área, generando una respuesta inflamatoria. Se cree que la serotonina, un neurotransmisor clave en la regulación del estado de ánimo y el dolor, está implicada en la modulación del dolor en la migraña. Alteraciones en los niveles de serotonina pueden desempeñar un papel en la sensibilidad al dolor y la aparición de los ataques de migraña.

¿Cuáles son los diferentes tipos de migraña?

1. Migraña sin aura.

  • Es el tipo más común de migraña.
  • Los episodios de dolor de cabeza suelen ser pulsátiles
  • El dolor se localiza en uno de los lados de la cabeza.
  • Se acompaña de náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz (fotofobia) y al sonido (fonofobia).

2. Migraña con aura.

Se caracteriza por síntomas neurológicos específicos, conocidos como aura, que aparecen antes o durante el dolor de cabeza. Estos síntomas pueden incluir:

  • Cambios visuales (luces parpadeantes, destellos)
  • Alteraciones en la sensación táctil o motora
  • Dificultades en el habla.

Por ejemplo, una persona puede presentar destellos de luz, percibir sabores, o algún otro tipo de sensaciones antes de que comience el dolor de cabeza, seguido de un dolor intenso.

3. Variantes menos comunes.

  • Migraña hemipléjica:

Se caracteriza por debilidad temporal o parálisis en un lado del cuerpo antes o durante el ataque de migraña. La presentación es similar a la de un infarto cerebral por lo que siempre se debe acudir a urgencias para descartar situaciones que puedan poner en peligro la vida.

  • Migraña basilar:

Provoca síntomas como mareos, cambios en la visión y dificultades en el habla, generalmente antes del inicio del dolor de cabeza.

  • Migraña oftálmica:

Produce pérdida temporal de visión o visión borrosa, generalmente en uno de los ojos, acompañada o seguida de dolor de cabeza.

  • Migraña vestibular:

Acompañada de vértigo intenso y desequilibrio, además de los síntomas comunes de la migraña.

4. Cefalea de banderas rojas 

Existe un grupo de cefaleas (dolores de cabeza) denominado de “banderas rojas”, es decir, signos y síntomas que se asocian con situaciones graves y que, si se presentan, el paciente debe acudir a urgencias lo antes posible. Entre estas señales de alerta se encuentran:

  • Debilidad súbita
  • Cambios drásticos en la visión
  • Dolor extremadamente intenso y repentino
  • El dolor más fuerte de la vida
  • Un dolor que despierta al paciente 

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El diagnóstico de la migraña se basa principalmente en la historia clínica y los síntomas reportados por el paciente. Para distinguir entre los diferentes tipos de migraña y otras cefaleas, se utilizan ciertos criterios diagnósticos establecidos, como los establecidos por la Clasificación Internacional de Cefaleas o la Asociación Internacional de Cefalea.

1. Evaluación de los síntomas:

Se debe contar con una adecuada historia clínica que incluya la naturaleza del dolor de cabeza, la frecuencia, la duración y los síntomas asociados como:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Sensibilidad a la luz y al sonido
  • Aura, etc.

2. Descartar otras condiciones:

Se deben descartar otras condiciones médicas que puedan presentar síntomas similares, como:

  • Tumores cerebrales
  • Hemorragias
  • Problemas de visión

Esto puede requerir pruebas adicionales como resonancias magnéticas o estudios de imagen.

3. Cumplimiento de los criterios diagnósticos:

El médico verificará si los síntomas del paciente cumplen con los criterios diagnósticos establecidos para la migraña y sus diferentes variantes, según los estándares médicos aceptados.

¿Cuáles son los síntomas de la migraña?

La migraña es un trastorno neurológico que puede afectar significativamente la calidad de vida de quienes la experimentan. Los síntomas de la migraña pueden variar de una persona a otra, pero algunos de los más comunes incluyen:

  • Dolor de cabeza pulsátil:

La característica más distintiva de la migraña es un dolor intenso y pulsátil, por lo general en un lado de la cabeza. Este dolor puede durar desde horas hasta días.

  • Sensibilidad a la luz y al sonido:

Muchas personas con migraña experimentan una sensibilidad extrema a la luz (fotofobia) y al sonido. Incluso actividades cotidianas pueden volverse molestas durante un episodio de migraña.

  • Náuseas y vómitos:

La migraña también puede ir acompañada de náuseas y, en algunos casos, vómitos. Esto puede complicar aún más la situación y afectar la capacidad de llevar a cabo las actividades diarias.

  • Auras:

Algunas personas experimentan síntomas neurológicos antes de que comience el dolor de cabeza, conocidos como auras. Estos pueden incluir destellos de luz, líneas onduladas o dificultades en el habla.

  • Fatiga y debilidad:

Después de un episodio de migraña, es común sentir fatiga y debilidad, lo que puede afectar el rendimiento general y la capacidad para realizar tareas diarias.

Es esencial destacar que la migraña es una condición compleja y sus síntomas pueden variar en intensidad y duración. Aquellas personas que experimentan síntomas de migraña de manera recurrente deben buscar atención médica para recibir un diagnóstico preciso y explorar opciones de tratamiento que se adapten a sus necesidades individuales. La comprensión y el manejo adecuado de la migraña pueden marcar una diferencia significativa en la calidad de vida de quienes la padecen.

¿Cuáles son los tratamientos disponibles para la migraña?

El tratamiento de la migraña y sus variantes se enfoca en aliviar los síntomas agudos durante los ataques de migraña y en la prevención de futuros episodios. Se utilizan diversas estrategias terapéuticas que pueden incluir medicamentos, cambios en el estilo de vida y terapias complementarias.

Tratamiento durante los ataques agudos:

  • Analgésicos y antiinflamatorios:

Medicamentos de venta libre como el ibuprofeno, el paracetamol o la aspirina pueden ayudar a aliviar el dolor de cabeza leve a moderado. Los antiinflamatorios no esteroides también pueden ser efectivos.

  • Triptanes:

Son medicamentos recetados que actúan contra la inflamación y la dilatación de los vasos sanguíneos en el cerebro. Ayudan a aliviar el dolor de cabeza y otros síntomas asociados, como las náuseas.

  • Antieméticos:

Los medicamentos para las náuseas y los vómitos pueden ser recetados para aquellos pacientes que experimentan estos síntomas durante los ataques de migraña.

Tratamiento preventivo:

  • Medicamentos preventivos:

Para reducir la frecuencia y la gravedad de los episodios de migraña, se pueden prescribir medicamentos como betabloqueantes, antidepresivos, antiepilépticos o medicamentos que actúan sobre los neurotransmisores.

  • Terapias complementarias:

Se ha demostrado que la terapia de biofeedback, la acupuntura, la fisioterapia y otras terapias complementarias pueden ayudar en la prevención de la migraña en algunos pacientes.

Tratamiento con estimulación magnética transcraneal:

La Estimulación Magnética Transcraneal (EMT) actúa como un enfoque terapéutico mediante la aplicación de campos magnéticos para modular la actividad neuronal en áreas específicas del cerebro. En el contexto del tratamiento de la migraña, la EMT se enfoca en influir en la excitabilidad neuronal y en la modulación de los circuitos cerebrales involucrados en la génesis de los episodios migrañosos.

  • Modulación de la actividad neuronal:

La EMT utiliza pulsos magnéticos para inducir corrientes eléctricas en regiones específicas del cerebro. Esta estimulación magnética puede modular la excitabilidad neuronal y afectar la transmisión de señales en las vías neuronales implicadas en la migraña.

  • Influencia en la corteza cerebral:

La EMT suele dirigirse a la corteza cerebral, la capa externa del cerebro. Se cree que al modular la actividad en esta región, la EMT puede tener efectos en la excitabilidad neuronal y en la regulación de la percepción del dolor asociada con la migraña.

  • Prevención y alivio de la migraña:

La EMT se ha investigado tanto para la prevención de los episodios de migraña como para el alivio agudo de los síntomas durante un episodio. En la prevención, se busca reducir la frecuencia e intensidad de los ataques, mientras que en el alivio agudo, se apunta a reducir la intensidad del dolor y otros síntomas asociados.

Es importante señalar que los mecanismos exactos de cómo la EMT beneficia a las personas con migraña aún no se comprenden completamente, y la respuesta puede variar entre individuos. Además, la EMT se considera como parte de un enfoque integral en el manejo de la migraña, y su eficacia puede depender de factores individuales.

Como siempre, antes de considerar la EMT u otro tratamiento, se recomienda a las personas que consulten con profesionales de la salud, en este caso, neurólogos especializados en migrañas, para obtener orientación específica basada en su situación médica única.

Cambios en el estilo de vida:

  • Identificación y evitación de desencadenantes:

Identificar los factores desencadenantes individuales y evitarlos puede ser crucial. Estos pueden incluir ciertos alimentos, estrés, cambios en el sueño o en los patrones alimenticios.

  • Regularidad en los hábitos de sueño y alimentación:

Mantener horarios regulares de sueño y comidas puede ayudar a reducir la frecuencia de los ataques de migraña.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes