Migraña en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Qué es la migraña ocular?

Una migraña es una enfermedad neurológica común que causa una variedad de síntomas, en particular un dolor de cabeza punzante y pulsante en un lado de la cabeza. Es probable que la migraña empeore con la actividad física, las luces, los sonidos o los olores. Puede durar al menos cuatro horas o incluso días.

 La migraña ocular (también conocida como migraña retiniana) es una afección que implica ataques de problemas visuales que afectan un ojo y migrañas. Los posibles problemas visuales incluyen:

  • Escotoma (aura o punto ciego).
  • Escotoma centelleante (un aura que se mueve o “parpadea” o parece una onda que alterna entre luz y oscuridad).

Estos problemas visuales suelen desaparecer una vez que termina el ataque y la visión vuelve a su estado habitual. En casos raros, los problemas visuales pueden volverse permanentes. La frecuencia de las migrañas oculares varía. Pero las personas que los experimentan suelen tenerlos más de una vez. 

La migraña ocular puede comenzar a los 7 años, la mayoría de las personas empiezan a experimentarlos a los 20 años, con un pico de edad a los 40.

¿Cuál es la diferencia entre migraña ocular y migraña con aura?

Una migraña retiniana (ocular) es un tipo de aura de migraña. Sólo afecta a uno de los ojos. Una migraña con aura afecta a ambos ojos. Los síntomas visuales durante una migraña ocular generalmente no duran tanto como los síntomas de una migraña con aura.

Otra diferencia es que el dolor de cabeza tiende a estar justo detrás del ojo afectado en una migraña ocular. El dolor puede estar más extendido en la cabeza en el caso de una migraña con aura. 

¿Cuáles son los síntomas de la migraña ocular?

Los síntomas pueden variar, pero los síntomas principales son alteraciones visuales en un solo ojo y migraña.

Los síntomas visuales de la migraña ocular pueden incluir:

  • Puntos ciegos que resultan en ceguera parcial o total
  • Patrones en zigzag
  • Luces brillantes o parpadeantes
  • Líneas flotantes

Estos síntomas suelen durar de 10 a 20 minutos antes de que la visión vuelva gradualmente a su estado normal. Los ataques afectan al mismo ojo en casi todos los casos de migraña ocular.

La migraña puede ocurrir antes, durante o dentro de una hora después del ataque. Los síntomas de una migraña incluyen:

  • Dolor de cabeza de moderado a intenso, punzante, palpitante, pulsante o sordo. El dolor suele aparecer detrás del ojo afectado
  • Sensibilidad a la luz, ruido y/u olores
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Sensación de mucho calor (sudoración) o frío (escalofríos)
  • Palidez
  • Sensación de cansancio

 ¿Qué causa las migrañas oculares?

Los investigadores no saben qué causa exactamente las migrañas oculares (migraña retiniana). Una de varias teorías es que puede deberse a problemas en los vasos sanguíneos o en el flujo sanguíneo que sostiene la retina. Este problema en el flujo sanguíneo causa síntomas visuales.

Una vez que los vasos sanguíneos se relajan, se reanuda el flujo sanguíneo normal y se recupera la vista. Los investigadores creen que también hay un componente genético en las migrañas oculares, ya que el 50% de las personas que las experimentan tienen antecedentes familiares de migrañas.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Es difícil predecir quién puede sufrir migraña y quién no, pero existen factores de riesgo que pueden hacer al paciente más vulnerable. Estos factores de riesgo incluyen:

  • Genética. hasta el 80% de las personas que sufren migrañas tienen un familiar de primer grado con la enfermedad.
  • Género. Las migrañas les ocurren más a las mujeres que a los hombres, especialmente a las mujeres entre 15 y 55 años. Probablemente sea más común en las mujeres debido a la influencia de las hormonas.
  • Nivel de estrés. Es posible que se tengan migrañas con más frecuencia si el paciente está muy estresado. El estrés puede desencadenar una migraña.
  • Tabaquismo

 ¿Qué desencadena los episodios de migrañas oculares?

Las migrañas oculares tienen desencadenantes similares a las migrañas con aura. Los desencadenantes comunes incluyen:

  • Estrés
  • Cigarro
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Pastillas anticonceptivas hormonales
  • Ejercicio
  • Agacharse
  • Alta altitud
  • Deshidración
  • Nivel bajo de azúcar en sangre (hipoglucemia)
  • Calor excesivo (hipertermia)
  • Alcohol y cafeína

¿Cómo se diagnostica la migraña ocular?

El especialista es posible que pueda ver una disminución del flujo sanguíneo del ojo utilizando un instrumento llamado oftalmoscopio. Esto ayudaría a confirmar el diagnóstico de migraña ocular. Como los ataques suelen ser breves, es más probable que el paciente reciba un diagnóstico de migraña ocular según sus síntomas y sus antecedentes médicos y familiares.

¿Cuál es el tratamiento para la migraña ocular?

Si las migrañas oculares ocurren con poca frecuencia, como una vez al mes, generalmente no se recomienda tratamiento. Sin embargo, si el paciente tiene migrañas oculares frecuentes, el objetivo del tratamiento es reducir la frecuencia de los ataques. 

El tratamiento incluye:

  • Evitar posibles desencadenantes:

Es útil saber qué situaciones desencadenan las migrañas oculares. Llevar un diario de cuándo y cómo ocurren las migrañas puede ayudar con esto. Los cambios en el estilo de vida, como evitar los desencadenantes dietéticos, controlar los factores estresantes como la presión arterial alta y dejar de fumar, pueden ayudar a reducir la cantidad de ataques que sufre.

  • Medicamentos:

Si los cambios en el estilo de vida no ayudan, el siguiente paso es tomar medicamentos que puedan ayudar a prevenir las migrañas oculares (profilaxis). Los bloqueadores de los canales de calcio, como el nifedipino y el verapamilo, son los medicamentos de preferencia. La aspirina y los fármacos antiepilépticos también pudieran estar recomendados de acuerdo al caso en específico de cada paciente.

  • Estimulació magnética transcraneal:

Es posible considerar la estimulación magnética transcraneal (EMT) como una opción de tratamiento para la migraña ocular. La EMT es una técnica no invasiva que utiliza campos magnéticos para modular la actividad neuronal en áreas específicas del cerebro.

En estudios clínicos, se ha explorado el uso de la EMT en pacientes con migraña, incluyendo aquellos que experimentan síntomas visuales como parte de sus episodios. Aunque los resultados varían, algunos informes sugieren que la EMT puede tener efectos positivos en la frecuencia e intensidad de los ataques de migraña, incluyendo aquellos con aura visual.

En el caso de la migraña ocular, la EMT puede influir en la actividad neuronal relacionada con la percepción visual y, por ende, contribuir a la reducción de los síntomas visuales asociados a la migraña.

Siempre es recomendable discutir cualquier opción de tratamiento con un profesional de la salud para asegurar un enfoque integral y personalizado.

¿Cuál es el pronóstico de los pacientes con migraña?

Las migrañas son únicas para cada individuo. Asimismo, la forma en que se manejan las migrañas también es única. Los mejores resultados generalmente se logran aprendiendo y evitando los desencadenantes personales de la migraña, controlando los síntomas, practicando métodos preventivos, siguiendo los consejos del especialista e informando cualquier cambio significativo tan pronto como ocurra.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes