Migraña en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Factores desencadenantes de Migraña

Las causas de la migraña se desconocen hasta el momento, pero lo que sí se ha logrado identificar son diversos factores desencadenantes, es decir, que el dolor es consecuencia de circunstancias externas que se pueden o no prevenir.

A continuación te compartimos una serie de factores conocidos por desencadenar migrañas desde leves a severas:

 

Edad. 

Los niños pueden tener migraña, aunque es menos frecuente. A estas edades la migraña predomina en varones. A partir de la pubertad y, debido a los cambios hormonales, aumenta la incidencia de migraña en las mujeres. La migraña presenta un máximo de frecuencia a los 20 años de edad.

 

Estrés. 

Es independiente del tipo de estrés y de los factores que la desencadenan. Influye de forma marcada en la migraña de tensión y en la migraña en racimos. Se asocia con la alteración del ritmo del sueño, que en sí mismo, es también un desencadenante de migraña.

 

Alimentación. 

La migraña se ha relacionado posiblemente con la ingesta unas 3 horas antes de determinados alimentos como el chocolate, el cacao, la vainilla, el plátano, los frutos secos, los cítricos, los aditivos de comida basura, las salchichas, los quesos fermentados, los picantes.

Es cierto que un 50% de los pacientes reconoce alguno de ellos, aunque está en discusión, en cualquier caso, no hay que suprimirlos todos sino sólo evitar aquel que se haya podido identificar en un paciente concreto.

 

Alcohol.

Depende del tipo de bebida alcohólica, pero, por ejemplo, los taninos que contienen los vinos tintos, pueden provocar migraña con mayor frecuencia. En la migraña en racimos se desaconseja el consumo de alcohol durante el período sintomático, ya que puede desencadenar crisis.

 

Cambios hormonales. 

La incidencia de la migraña se dispara en las mujeres tras la aparición de la primera menstruación (menarquía). La migraña suele empeorar con la ovulación y la menstruación, así como con la toma de anticonceptivos orales. El embarazo suele mejorar de forma transitoria la migraña y muchas mujeres mejoran extraordinariamente tras la menopausia.

 

Trastornos del sueño. 

Es importante su diagnóstico, ya que se puede recibir un tratamiento eficaz en la mayoría de las ocasiones y de esta manera prevenir también episodios de migraña.

 

Abuso de fármacos. 

Según la Sociedad Internacional de Cefalea, se considera abusivo tomar más de 15 dosis al mes de triptanes (fármacos específicos para la migraña, que presentan algunas variaciones entre ellos en cuanto a intensidad, tolerabilidad y duración del efecto), o más de 10 dosis al mes de analgésicos.

 

Abuso de cafeína. 

En ocasiones, el café puede ayudar a evitar una migraña o ayudar a la absorción de los analgésicos. Por otro lado, el café puede ser perjudicial si se toma en exceso, ya que puede crear una dependencia o interferir en las horas de sueño.

No todos estos factores tienen el mismo efecto en las personas que padecen migraña, algunas pueden reaccionar a uno o a otros, o incluso a ninguna, sin embargo, en la generalidad de los casos, estos factores están presentes de alguna manera previa a la crisis migrañosa.

Por ello se recomienda a las personas que sufren migraña llevar un diario de sus actividades y alimentos para poder identificar algún factor externo que pudiera estar desencadenando sus crisis y de esta manera prevenir futuros episodios.

No importan las circunstancias, en
Neurocenter siempre tenemos algo para ti.

Dirección:

Sayula 306, Mitras Sur
Monterrey, Nuevo León
C.P. 64020