Migraña en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Escalas más utilizadas en el dolor migrañoso

Dentro de las más utilizadas, tenemos que recalcar el Examen del Impacto del Dolor de Cabeza (HIT) es una herramienta utilizada para medir el impacto que los dolores de cabeza tienen en su capacidad para funcionar en el trabajo, la casa, la escuela y en situaciones sociales. Su puntuación muestra el efecto que los dolores de cabeza tienen en la vida diaria normal y en la capacidad para funcionar.     

Por otro lado, existe la escala MIDAS (Migraine Disability Assessment Scale), que es el instrumento más empleado para valorar el grado de discapacidad de los pacientes con Migraña.

 Examen del Impacto del Dolor de Cabeza (HIT)

Instrumento para medir el impacto de las cefaleas en las capacidades funcionales de los pacientes. Se trata de un cuestionario de 6 preguntas:

1. ¿Cuándo usted tiene dolor de cabeza, ¿con qué frecuencia el dolor es intenso?

2. ¿Con qué frecuencia el dolor de cabeza limita su capacidad para realizar actividades diarias habituales como las tareas domésticas, el trabajo, los estudios o actividades sociales?

3. ¿Cuándo tiene dolor de cabeza, ¿con qué frecuencia desearía poder acostarse?

4. En las últimas 4 semanas, ¿con qué frecuencia se ha sentido demasiado cansada/o para trabajar o realizar las actividades diarias debido a su dolor de cabeza?

5. En las últimas 4 semanas, ¿con qué frecuencia se ha sentido harta/o o irritada/o debido a su dolor de cabeza?

6. En las últimas 4 semanas, ¿con qué frecuencia el dolor de cabeza ha limitado su capacidad para concentrarse en el trabajo o en las actividades diarias?

Escala Migraine Disability Assessment (MIDAS)

El cuestionario MIDAS mide la discapacidad que origina la cefalea en el paciente. Consiste en 5 preguntas (1-5) que engloba tanto el ámbito laboral como el doméstico y sociofamiliar + 2 preguntas que dan una visión global de la frecuencia de los síntomas (A) y la intensidad promedio del dolor (B), valora como la cefalea ha afectado la actividad del paciente en los últimos 3 meses y se realiza cada 3 meses.

Las preguntas que aborda, son:

1.  ¿Cuántos días en los últimos 3 meses no ha podido ir a trabajar por su cefalea?

2.  ¿Cuántos días en los últimos 3 meses se redujo por la mitad su productividad en el trabajo por sus cefaleas? (No incluya los días que ha incluido en la pregunta 1)

3.  ¿Cuántos días en los últimos 3 meses no ha realizado sus tareas domésticas por sus cefaleas?

4.  ¿Cuántos días en los últimos 3 meses se redujo por la mitad su productividad en la realización de tareas domésticas por la presencia de cefalea? (No incluya los días mencionados en la pregunta 3)

5.  ¿Cuántos días en los últimos 3 meses se perdió actividades familiares, sociales o lúdicas por sus cefaleas?

Una anamnesis y exploración rigurosa y sistemática son clave para poder llegar al diagnóstico y tratamiento adecuado en cefalea, sobre todo porque las exploraciones complementarias no son diagnósticas y solo ayudan a descartar algunas cefaleas secundarias.

¿Qué es la migraña?

La migraña o jaqueca es tal vez el dolor de cabeza más frecuente caracterizado por un desorden crónico neurológico de tipo episódico, recurrente asociado a vómitos, fotofobia, sonofobia, etc. Su aparición normalmente se asocia a auras que el paciente percibe previamente. La migraña produce una incapacidad en la persona casi total durante cada episodio, constituyéndose en un problema de salud que requiere un adecuado diagnóstico y tratamiento. 

La clasificación comprende catorce diagnósticos, aunque en forma esquemática ellos pueden agruparse y quedar reducidos a cuatro títulos: Cefaleas primarias, cefaleas secundarias, dolores faciales y neuralgias craneales.

Clasificación de la migraña

La migraña como ya se dijo es un tipo de cefalea primaria y por consiguiente tiene las características clínicas del grupo, además de otros rasgos clínicos distintivos propios. A esto debe agregarse que en la actualidad se reconocen seis subtipos de migraña, siendo ellos:

  • Migraña sin aura:

Deviene del hecho que algunas migrañas son precedidas de sensaciones mayormente visuales llamadas auras (aviso), en tanto que otras no, es decir ocurren sin aura.

  • Migraña con aura:

Los criterios para su diagnóstico son los mismos que los exigidos en la migraña común, con la diferencia que, en esta variante, el episodio es precedido de variados síntomas complejos.

  • Síndromes periódicos de la niñez, comúnmente precursores de migraña.
  • Migraña retiniana:

Se caracteriza por episodios de disturbios visuales, recurrentes y monoculares, asociados a cefalea migrañosa. 

  • Complicaciones de la migraña.
  • Probable migraña.

Es reservado para las crisis de cefalea que no reúnen todos los requisitos exigidos para el diagnóstico correcto de los diferentes tipos de migraña descritos. 

¿Qué complicaciones se pueden presentar con la migraña?

Las complicaciones asociadas con la migraña pueden variar en severidad y frecuencia, afectando significativamente la calidad de vida de quien las padece. A continuación, se detallan algunas de las complicaciones más comunes relacionadas con este trastorno neurológico:

  • Estado migrañoso:

Esta es una complicación grave que implica una migraña que dura más de 72 horas. El estado migrañoso requiere atención médica inmediata para prevenir daños más severos y para aliviar los síntomas persistentes que pueden ser debilitantes.

  • Aura persistente sin infarto:

En algunos casos, el aura—que normalmente incluye alteraciones visuales como destellos de luz o líneas en zigzag—puede persistir más allá de la duración habitual sin que se presenten signos de infarto cerebral. Esto puede resultar angustiante y perturbador para el paciente.

  • Migraña crónica:

Cuando las migrañas ocurren en 15 o más días al mes durante más de tres meses, se considera migraña crónica. Esta condición puede ser extremadamente incapacitante y desafiante de manejar, ya que afecta la rutina diaria del individuo.

  • Complicaciones neurológicas:

En casos raros, las migrañas pueden estar asociadas con complicaciones neurológicas serias, como accidentes cerebrovasculares o convulsiones, especialmente en quienes tienen migrañas con aura.

  • Efectos psicológicos:

Las migrañas frecuentes también pueden llevar a problemas como depresión y ansiedad, derivados de la lucha constante contra el dolor y la incertidumbre de cuándo ocurrirá el próximo episodio.

  • Síndrome de Rebound o efecto rebote:

El uso excesivo de medicamentos para la migraña puede llevar a un aumento de los dolores de cabeza, conocidos como dolores de cabeza por rebote, que a su vez pueden hacer que el tratamiento sea más complicado y menos efectivo.

  • Impacto en la vida diaria y profesional:

Las migrañas pueden afectar significativamente el rendimiento laboral y académico, las relaciones personales y las actividades cotidianas, lo que puede llevar a un deterioro en la calidad de vida.

Es esencial que las personas que experimentan migrañas frecuentes o severas busquen orientación médica para gestionar adecuadamente sus síntomas y reducir el riesgo de complicaciones. El tratamiento adecuado y personalizado es fundamental para mejorar la calidad de vida de quienes sufren de esta condición.

¿Cuáles son las causas de la migraña?

La migraña es un trastorno neurológico complejo cuyas causas no se comprenden completamente, pero se sabe que involucra factores genéticos y ambientales. A continuación, se detallan algunas de las causas y desencadenantes más comúnmente identificados:

  • Factores genéticos:

La predisposición genética juega un papel crucial en la migraña. Si un miembro de la familia cercana padece migrañas, hay una mayor probabilidad de que otros familiares también las desarrollen. Estudios genéticos han identificado varios genes que están relacionados con este trastorno, afectando procesos que incluyen la regulación de los neurotransmisores y la inflamación vascular.

  • Desequilibrios químicos en el cerebro:

Se ha observado que niveles alterados de ciertos neurotransmisores, como la serotonina y el calcitonin gene-related peptide (CGRP), están implicados en la patogenia de la migraña. Estos desequilibrios pueden afectar la manera en que el cerebro procesa la información del dolor, llevando a la sensibilidad característica durante los ataques.

  • Factores hormonales:

Las fluctuaciones hormonales, especialmente de estrógeno, son reconocidas como un desencadenante común de migrañas, particularmente en mujeres. Esto explica por qué algunas mujeres experimentan migrañas alrededor de su ciclo menstrual o durante la menopausia.

  • Estímulos sensoriales:

Luces brillantes, sonidos fuertes o olores penetrantes pueden desencadenar migrañas en algunas personas. La sobreestimulación sensorial puede activar vías nerviosas que conducen al dolor de cabeza migrañoso.

  • Cambios en el sueño:

Tanto la falta como el exceso de sueño pueden precipitar un episodio de migraña. Mantener un horario regular de sueño puede ayudar a reducir la frecuencia de los ataques.

  • Factores dietéticos:

Algunos alimentos y bebidas pueden desencadenar migrañas en ciertas personas. Entre los más comunes se incluyen el alcohol (especialmente el vino tinto), el chocolate, el queso añejo, los alimentos procesados y aquellos que contienen glutamato monosódico (GMS) o nitratos.

  • Estrés:

El estrés es uno de los desencadenantes más comunes de la migraña. Tanto el estrés emocional como el físico pueden provocar la liberación de ciertas sustancias químicas en el cerebro que pueden desencadenar un ataque.

  • Cambios climáticos y ambientales:

Cambios bruscos en el clima, como variaciones en la presión atmosférica o en la temperatura, también pueden desencadenar migrañas en algunas personas.

Comprender los desencadenantes específicos y las causas subyacentes puede ser fundamental para desarrollar un plan de manejo efectivo de la migraña, que incluya tanto tratamiento farmacológico como cambios en el estilo de vida. Cada persona puede reaccionar de manera diferente a estos factores, por lo que un enfoque individualizado es esencial para controlar esta condición.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes