Migraña en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Qué escalas miden la frecuencia de las migrañas?

Para evaluar la frecuencia y la gravedad de las migrañas, los profesionales de la salud utilizan diversas escalas y herramientas de evaluación. Aquí hay algunas de las más comunes:

  • Examen del Impacto del Dolor de Cabeza (HIT):

Es una herramienta utilizada para medir el impacto que los dolores de cabeza tienen en su capacidad para funcionar en el trabajo, la casa, la escuela y en situaciones sociales. Su puntuación muestra el efecto que los dolores de cabeza tienen en la vida diaria normal y en la capacidad para funcionar.  

Esta escala también es útil para la valoración de respuesta al tratamiento, ya que una disminución de 2 o 3 puntos en la escala HIT-6 tras 4 semanas de tratamiento se correlacionó con mejoría clínica significativa.

Además, también puede ser utilizada para la valoración de pacientes con migraña o cefalea crónicas diarias. 

  • Escala MIDAS (Migraine Disability Assessment Scale)

Es el instrumento más empleado para valorar el grado de discapacidad de los pacientes con Migraña. El cuestionario MIDAS mide el índice de discapacidad que origina la cefalea en el paciente. Se basa en 5 preguntas (1-5) que engloban tanto el ámbito laboral como el doméstico y sociofamiliar + 2 preguntas que dan una visión global de la frecuencia de los síntomas (A) y la intensidad promedio del dolor (B). 

  • Escala de Intensidad de la Migraña

Es una herramienta fundamental para comprender y abordar esta afección debilitante. Diseñada para medir la magnitud del dolor de cabeza y otros síntomas relacionados con la migraña, esta escala proporciona una visión objetiva de la gravedad de los episodios, lo que facilita la toma de decisiones tanto para los pacientes como para los profesionales de la salud.

La utilización de la Escala de Intensidad de la Migraña permite una comunicación más efectiva entre pacientes y profesionales de la salud, facilitando un diagnóstico más preciso y la elección de un tratamiento adecuado.

  • Cuestionario para el Deterioro de la Actividad y la Productividad Laboral (Work Productivity and Activity Impairment Questionnaire o WPAI)

Consta de 6 ítems y evalúa la discapacidad sobre las actividades diarias y su productividad laboral. Aunque no es específico, existe una versión adaptada para cefalea y dolor.

¿Qué es la Migraña?

La migraña es una enfermedad crónica con manifestaciones episódicas, con una prevalencia estimada del 12% en la población general. La migraña es una enfermedad del sistema nervioso central, que se presenta con cefalea recurrente, en general pulsátil, acompañada por síntomas autonómicos y de aumento de la sensibilidad a estímulos (luz, sonidos, movimiento). 

Si bien se han descrito varias formas o subtipos, las formas clínicas más ampliamente estudiadas son la migraña sin aura y la migraña con aura. Los episodios de dolor se presentan determinados por 2 factores: la predisposición genética y los estímulos precipitantes.

¿Qué factores aumentan el riesgo de desarrollar migraña?

Varios factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar migraña, incluyendo:

  • Antecedentes familiares
  • Cambios hormonales
  • Ciertos alimentos y bebidas
  • Estrés
  • Falta de sueño
  • Cambios en el clima.

¿Qué manifestaciones clínicas tiene la migraña?

Si bien los episodios migrañosos están definidos con criterios clínicos de forma general en la clasificación, la presentación clínica puede tomar innumerables formas subjetivas que puede relatar el paciente.

El factor común es el dolor, pero la variedad de manifestaciones son tantas como áreas del cerebro pueden involucrarse. Esto incluye manifestaciones sensitivas, sensoriales, cognitivas, afectivas, diferentes manifestaciones autonómicas, motoras en cualquiera de sus localizaciones, compromiso del lenguaje, poniendo en evidencia diferentes áreas comprometidas en el fenómeno migrañoso.

Esta secuencia fue dividida en 5 fases: pródromo, aura, cefalea, resolución y posdromo, que pueden superponerse o no ser percibidas en algunos casos.

Pueden ser síntomas sistémicos, mentales, psicológicos o físicos y pueden desencadenar un episodio ansioso que favorece la continuidad del episodio.

Desencadenantes o agravantes en la migraña

La cefalea en racimos puede desencadenarse por el uso de alcohol o fármacos vasodilatadores. Las maniobras de Valsalva desencadenan o empeoran cefaleas secundarias, pero existen también cefaleas primarias que ocurren típicamente en estas situaciones, como la cefalea asociada con la tos, con el ejercicio físico o con la actividad sexual. 

Los factores atenuantes son los que mejoran el dolor, como por ejemplo el tipo de tratamiento y la respuesta al mismo o la posición que nos pueden orientar sobre el tipo de cefalea.                

Una anamnesis y exploración rigurosa y sistemática son clave para poder llegar al diagnóstico y tratamiento adecuado en cefalea, sobre todo porque las exploraciones complementarias no son diagnósticas y solo ayudan a descartar algunas cefaleas secundarias. La formación en estos aspectos no es siempre la adecuada en atención primaria, servicios de urgencias, ni en neurología.

¿Por qué son necesarias las escalas para medir la frecuencia de las migrañas?

Las escalas para medir la frecuencia de las migrañas son herramientas importantes en el campo de la medicina por varias razones:

  • Diagnóstico preciso:

Una evaluación precisa de la frecuencia de las migrañas es fundamental para el diagnóstico correcto de este trastorno. Las migrañas se caracterizan por episodios recurrentes de dolor de cabeza que pueden variar en frecuencia y gravedad. El uso de escalas permite a los médicos recopilar datos objetivos sobre la frecuencia de las migrañas, lo que facilita un diagnóstico más preciso.

  • Planificación del tratamiento:

Conocer la frecuencia con la que un paciente experimenta migrañas es crucial para desarrollar un plan de tratamiento efectivo. Las estrategias de tratamiento pueden variar según la frecuencia de las migrañas, desde enfoques preventivos para aquellos con migrañas frecuentes hasta tratamientos agudos para aquellos con migrañas ocasionales.

  • Monitorización del progreso:

Las escalas de frecuencia de las migrañas permiten a los médicos monitorear el progreso del tratamiento a lo largo del tiempo. Al registrar regularmente la frecuencia de las migrañas, los médicos pueden evaluar la eficacia de las intervenciones terapéuticas y ajustar el plan de tratamiento según sea necesario.

  • Identificación de patrones y desencadenantes:

Llevar un registro detallado de la frecuencia de las migrañas puede ayudar a los pacientes y a los médicos a identificar patrones y factores desencadenantes de los episodios de migraña. Esto puede incluir cambios en el estilo de vida, como la falta de sueño, el estrés o ciertos alimentos, que pueden desencadenar migrañas en algunas personas. Al identificar estos factores desencadenantes, se puede trabajar en estrategias para evitarlos o mitigar su impacto.

¿Quiénes utilizan este tipos de herramientas y en quiénes las aplican?

Las herramientas para medir la frecuencia de las migrañas son utilizadas principalmente por dos grupos:

  • Profesionales de la salud:

Los médicos, neurólogos, especialistas en dolor de cabeza y otros profesionales de la salud son los principales usuarios de estas herramientas. Aplican escalas y cuestionarios para evaluar la frecuencia de las migrañas durante las consultas médicas. Utilizan esta información para diagnosticar el trastorno, planificar el tratamiento y monitorizar la eficacia de las intervenciones terapéuticas a lo largo del tiempo.

  • Pacientes:

Los pacientes que experimentan migrañas también pueden utilizar estas herramientas, especialmente los diarios de migrañas, para registrar sus síntomas y episodios de dolor de cabeza. Llevar un registro regular de la frecuencia de las migrañas ayuda a los pacientes a comprender mejor sus patrones de migraña, identificar posibles desencadenantes y comunicarse de manera efectiva con sus médicos sobre su experiencia con la enfermedad.

Estas herramientas son aplicadas tanto en entornos clínicos como en el hogar. En un entorno clínico, los profesionales de la salud administran cuestionarios y escalas durante las consultas médicas para recopilar datos sobre la frecuencia de las migrañas y otros aspectos relevantes del trastorno. En el hogar, los pacientes pueden utilizar diarios de migrañas u otras herramientas de autoevaluación para registrar sus síntomas y proporcionar información útil a sus médicos durante las visitas médicas.

En general, tanto los profesionales de la salud como los pacientes trabajan juntos para utilizar estas herramientas de manera efectiva en el diagnóstico, tratamiento y manejo de las migrañas, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes que padecen este trastorno neurológico.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes