Migraña en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

Cuando el sueño y cansancio provocan dolor de cabeza

El dolor de cabeza es una queja común entre las personas, y puede ser causado por una variedad de factores, incluyendo el sueño insuficiente y el cansancio. Cuando alguien no duerme lo suficiente, el cuerpo y el cerebro no tienen la oportunidad de descansar y recuperarse adecuadamente. Esto puede desencadenar una serie de respuestas físicas, incluyendo el dolor de cabeza.

Cuando alguien está cansado, es probable que su cuerpo esté bajo estrés y fatiga. Esta tensión adicional puede manifestarse en forma de dolor de cabeza debido a la tensión muscular en el cuello y la parte superior de la espalda, así como también debido a cambios en los niveles de neurotransmisores en el cerebro.

El sueño juega un papel crucial en la regulación de muchos procesos fisiológicos, incluyendo la función cerebral y la gestión del dolor. Durante el sueño, el cuerpo realiza reparaciones y renovaciones importantes, y la falta de sueño puede interferir con estos procesos, lo que potencialmente conduce a la sensación de dolor de cabeza.

Además, el cansancio y la falta de sueño pueden contribuir a otros factores que desencadenan dolores de cabeza, como el estrés, la mala postura y la deshidratación. Por ejemplo, cuando alguien está cansado, es más probable que adopte una postura encorvada, lo que puede tensar los músculos del cuello y la espalda, lo que a su vez puede provocar dolor de cabeza tensional.

Para aliviar el dolor de cabeza asociado con el sueño insuficiente y el cansancio, es importante abordar la causa subyacente. Esto puede implicar priorizar el sueño adecuado, practicar técnicas de relajación y gestión del estrés, mantener una postura adecuada durante el día, mantenerse hidratado y llevar a cabo actividades de autocuidado. En casos persistentes o graves, es importante buscar la orientación de un profesional de la salud para identificar y tratar cualquier problema subyacente.

¿Duele el cerebro?

El cerebro no duele y es casi imposible desencadenar dolor por estimulación cerebral, a excepción de algunos núcleos del tronco cerebral relacionados con serotonina y epinefrina, duelen los grandes senos venosos, las meninges próximas, las arterias de la duramadre y base del cráneo, así como el resto de estructuras extracerebrales.

¿Qué es la cefalea?

La cefalea se define como una sensación dolorosa de intensidad variable localizada en la bóveda craneal, parte alta del cuello o nuca y mitad superior de la cara (frente).

La cefalea se puede clasificar como primaria, secundaria, o sistémica.

Cefaleas primarias:

  • Migraña.
  • Cefalea Tensional.
  • Cefalea en racimos. 

Secundarias:

  • Cefalea asociada a traumatismo craneal.
  • Cefalea asociada con trastorno vascular.

Sistémica:

  • Cefalea asociada al uso o supresión de sustancias.
  • Cefalea asociada a infección no cefálica.
  • Cefalea asociada a trastornos metabólicos.

¿Cuáles son los signos de alarma de la cefalea?

  • Cefalea en trueno (Cefalea de inicio explosivo con gravedad máxima desde el inicio).
  • progresivamente en días o semanas
  • Cefalea nocturna o en la madrugada
  • Cefalea que se precipita por maniobras de Valsalva
  • Cefalea que no responde al tratamiento médico
  • Cefalea asociada a signos neurológicos focales
  • Cefalea y crisis epilépticas. Cefalea en pacientes con SIDA o cáncer.

¿Qué es la migraña?

La migraña es una cefalea frecuente e incapacitante. La migraña se divide en dos subtipos principales:

Migraña episódica: Cefalea que se presenta durante 1-14 días al mes. Puede ser:

  • Migraña sin aura:

Episodios periódicos con duración de 4-72 horas. Se caracteriza por localización unilateral, intensidad moderada o severa, pulsátil, empeora con la actividad física y se encuentra asociada a náuseas o fotofobia y fonofobia.

  • Migraña con aura:

Cefalea recurrente con duración de varios minutos, asociada a síntomas sensitivos o del sistema nervioso central unilaterales, transitorios y visuales, los cuales se desarrollan gradualmente y suelen preceder la cefalea. El aura visual es el tipo más común de aura, con una incidencia de un 90%, en al menos algún episodio. 

Migraña crónica: Cefalea que se presenta durante 15 días o más al mes durante más de tres meses,

Algunas personas pueden presentar síntomas que preceden a los ataque de migraña cuya duración es de horas a días, mejor conocidos como síntomas prodrómicos; entre ellos se encuentran:

  • Dolor
  • Cansancio
  • Molestia en los ojos
  • Sensación de pulsación en la frente
  • Irritabilidad
  • Entre otros. 

¿Cómo se diagnostica la migraña?

La migraña puede ser diagnosticada, según algunos estudios con un screening de 3 ítems tomados de los criterios que ofrece la International Headache Society (IHS) consistentes en: náuseas, fotofobia y característica incapacitante de la cefalea.

Se puede requerir de imagen por resonancia magnética para descartar causas estructurales o infartos migrañosos. También existe un afectación conocida como migralepsia donde en los episodios de crisis migrañosa se puede presentar crisis convulsivas por lo que se puede de requerir de electroencefalograma o EEG.

¿La migraña se puede heredar? 

Existe un componente genético importante para el desarrollo de migraña, muestra de ello es la migraña hemipléjica familiar (MHF), una enfermedad poco común caracterizada por tener una herencia autosómica dominante.

Su presentación clínica se acompaña de debilidad motora unilateral (es de larga duración y sobrepasa la duración de la cefalea) junto con síntomas sensoriales, visuales y del lenguaje.

En la MHF se han encontrado mutaciones en 3 genes de transporte de iones responsables de esta enfermedad denominados CACNA1A (codifica para un canal de calcio de expresión neuronal activado por voltaje), ATP1A2 (codifica una subunidad alfa de la bomba de sodio y potasio) y SCN1A (codifica para la subunidad alfa de un canal de sodio también de expresión neuronal)

¿Cuál es el tratamiento para la migraña?

Para el manejo del dolor existen fármacos analgésicos no específicos de migraña como paracetamol y AINES. Los analgésicos específicos incluyen ergotaminas y triptanes.

Los triptanes actualmente son el tratamiento de elección para crisis moderadas a severas, son los más específicos y selectivos antimigrañosos. Son agonistas de receptores serotoninérgicos HT-1 1B/1D, los cuales actúan a través de la vasoconstricción de vasos leptomeníngeos, la inhibición de inflamación neurogénica y sobre algunas neuronas del complejo trigémino vascular. Los fármacos analgésicos para migraña deben de manejarse por un neurólogo especializado ya que los efectos vasoconstrictores si no se maneja la dosis adecuada puede ser pejudicial. Actualmente se cuenta con terapia de estimulación magnética transcraneal repetitiva o rTMS para modulación del dolor.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes