Migraña en Monterrey

Asesoría especializada. Acompañamiento constante. Instalaciones adecuadas.

¿Qué es la cefalea tensional?

La cefalea tensional es un trastorno común que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por dolor en la cabeza que generalmente se describe como una sensación de presión o tensión en la frente o en la parte posterior de la cabeza y el cuello. Aunque no suele ser grave, puede afectar significativamente la calidad de vida de quienes la padecen, especialmente a aquellos con cefalea tensional crónica.

En este artículo, exploraremos en profundidad qué es la cefalea tensional, sus síntomas, otros tipos de cefalea, cuáles son los datos de alarma de una cefalea y las opciones de tratamiento disponibles.

¿Qué es la cefalea tensional?

La cefalea tensional es un tipo de dolor de cabeza primario, lo que significa que no está vinculado a otra enfermedad o condición médica. Se cree que está relacionada con la tensión muscular en la cabeza y el cuello. Aunque los factores exactos que desencadenan esta tensión no siempre son claros, la mayoría de las veces se asocia a una tensión constante, como estrés por alguna situación laboral, familiar, etc.

Los síntomas más comunes de la cefalea tensional incluyen:

  • Dolor en la cabeza:

Por lo general, se describe como una sensación de opresión o presión constante en la frente o en la parte posterior de la cabeza y el cuello, como si se tuviera una banda en la cabeza. Este dolor suele empeorar cuando se hace presión de los músculos de la nuca y región posterior de la cabeza.

  • Duración variable:

A diferencia de otros tipos de dolores de cabeza, la cefalea tensional puede durar desde algunos minutos u horas, o persistir durante períodos prolongados, a veces durante días o incluso semanas. Esto depende mucho del factor desencadenante y si se toma o no algún medicamento para disminuir el dolor.

  • Sensibilidad muscular:

Muchas personas con cefalea tensional experimentan tensión y sensibilidad en los músculos del cuello y los hombros.

  • Leve a moderada intensidad:

Aunque el dolor puede ser molesto, por lo general no alcanza una intensidad severa y no se ve acompañado de otros síntomas como náuseas o vómitos.

La cefalea tensional puede presentarse de forma episódica o crónica. La forma episódica ocurre un par de veces al mes, mientras que la cefalea tensional crónica dura más de 15 días del mes por más de meses. Es importante saber diferenciarlos ya que de eso depende el tratamiento.

Cabe destacar que hay que saber identificar que datos de alarma pueden sugerir otro trastorno que no sea la cefalea tensional o que se relacione con alguna condición potencialmente grave, por ejemplo:

  • Dolor de cabeza muy intenso
  • Que inicie de forma repentina
  • Duración prolongada
  • Si se asocia a debilidad de alguna parte del cuerpo
  • Trastornos visuales
  • Que se presente en alguna persona con alguna enfermedad de base como hipertensión o cáncer
  • Cefalea en mujeres embarazadas.

¿Existen otros tipos de cefalea?

La cefalea es un término médico empleado que hace referencia al dolor de cabeza. Existen muchos tipos de cefalea que varían en tipo de dolor, localización, intensidad, frecuencia y síntomas acompañantes. Cada uno tiene diferente causa y el tratamiento también varía. Estos son algunos ejemplos:

  • Migraña:

Se caracteriza por un dolor de cabeza de tipo pulsátil, frecuentemente en un solo lado de la cabeza, moderado a intenso. Usualmente con una duración 30min a 4 horas, aunque algunos casos pueden durar hasta 2 días. Frecuentemente acompañado de síntomas como náuseas, vómito, sensibilidad a la luz y al ruido. La migraña puede presentarse con un aura, es decir, algún síntoma que se presenta minutos antes de que inicie el dolor de cabeza, usualmente de tipo visual como ver manchas o luces.

  • Cefalea en racimos:

También conocida como cefalea de Horton, es un tipo de dolor de cabeza muy intenso, también afecta solo un lado de la cabeza centrándose más alrededor del ojo y con síntomas como lagrimeo, congestión nasal o sudoración de ese mismo lado. Esta cefalea se presenta como ataques que duran 15 a 180 min varias veces al día por un par de días, seguido de un periodo de remisión que pueden durar algunos meses o años.

  • Cefalea por abuso de medicamentos:

Este tipo de dolor de cabeza surge cuando una persona toma medicamentos frecuentemente para lidiar con el dolor de cabeza a tal grado que se vuelve dependiente a éstos, por lo que al suspenderlos el dolor de cabeza vuelve, volviéndose un círculo vicioso de dolor y abuso de medicamentos.

Tratamiento de la cefalea tensional

El tratamiento de la cefalea tensional generalmente implica una combinación de enfoques farmacológicos y no farmacológicos. Es importante tener en cuenta que cada persona puede responder de manera diferente a los tratamientos, por lo que es necesario acudir con un especialista primeramente para confirmar si se trata de una cefalea tensional, y para que determine cuál es el mejor abordaje terapéutico según cada caso. Puede ser necesario probar varias opciones antes de encontrar la más efectiva.

1. Medicamentos:

  • Analgésicos de venta libre:

Medicamentos como el paracetamol o ibuprofeno pueden aliviar el dolor.

  • Relajantes musculares:

En algunos casos, se pueden recetar relajantes musculares para reducir la tensión muscular que perpetúa la cefalea tensional

  • Antidepresivos o ansiolíticos:

Estos medicamentos son muy útiles si la cefalea tensional está relacionada con el estrés o la ansiedad, o si se trata de una cefalea crónica.

2. Terapias No Farmacológicas:

  • Terapia física:

Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento pueden ayudar a reducir la tensión muscular en el cuello y los hombros.

  • Técnicas de relajación:

Prácticas como la meditación, la yoga y la respiración profunda pueden ayudar a aliviar la tensión y reducir la frecuencia de los episodios de cefalea tensional.

3. Cambio en el Estilo de Vida:

  • Manejo del estrés:

Identificar y abordar las fuentes de estrés es fundamental en la prevención de la cefalea tensional.

  • Ejercicio regular:

La actividad física regular puede ayudar a reducir la tensión muscular y mejorar el estado de ánimo.

La cefalea tensional es un problema común pero tratable. Con un enfoque integral que incluya cambios en el estilo de vida, terapias no farmacológicas y, en algunos casos, medicamentos, muchas personas pueden encontrar alivio del dolor de cabeza y mejorar su calidad de vida. Si experimentas dolores de cabeza persistentes o graves, es fundamental consultar a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

Teléfono
81 2089 2244
ó
ó
También puedes enviarnos un mensaje por WhatsaApp para agendar tu cita.

Descubre nuestros artículos más recientes